L-V : 10H a 20H | S : 10H a 14H 697 972 972

Etiqueta: caida del cabello

El cabello se cae más en otoño, ¿podemos prevenirlo?

Casi todo el mundo observa que, cuando el otoño se aproxima, encuentra más cabello en la almohada o en el cepillo. Asumimos que es normal, pero, ¿hay alguna forma de evitar que se caiga más el pelo en otoño? Pues lo cierto es que no, pero la buena noticia es que sí podemos conseguir que la cantidad de pelo que se nos caiga sea la menor posible.

¿Por qué se cae más el pelo en otoño?

En personas sanas, que no tienen ningún problema de salud que pueda afectar a la salud del cabello, el pelo se renueva constantemente, es decir, que se cae (fase telógena) para que salga pelo nuevo (fase anágena). Es por eso que se nos cae cabello cuando nos peinamos o mientras dormimos, y es normal que se nos caigan alrededor de 100 cabellos diarios, dependiendo de la cantidad que tenga cada persona.

Hay épocas del año, en los que esta renovación se acelera y el número de cabellos que se considera normal que se caigan se eleva. La estación en la que el cabello más se cae es a finales de verano y a principios del otoño, pasados unos meses desde que el pelo muere, que suele ser en primavera. El proceso se alarga durante varias semanas y, una vez los caballos se desprenden, la raíz ‘despierta’ y empieza a producir nuevos cabellos. Se trata, por tanto, de un proceso natural que no podemos evitar, solo podemos dejar que la naturaleza siga su curso.

Cómo minimizar la caída estacional del cabello

Aunque no podemos evitar que el pelo se renueve más en otoño sí podemos evitar que esta sea excesiva, es decir, que se nos caiga la mínima cantidad posible de pelo. Para ello, debemos cuidar el cabello siempre, aunque especialmente antes del otoño, pues es precisamente el verano cuando nuestro cabello sufre más debido a la exposición al sol, al cloro o a la sal. Y es que, cuando más seco, fino y quebradizo tengamos el pelo, más probabilidades de que se caiga. Otros tips para minimizar la caída son:

•Asegurarnos de que nos faltan los nutrientes que mantienen sano nuestro cabello, como determinados aminoácidos, hierro, zinc, ácido fólico, vitamina D, A, vitaminas del grupo B, biotina… Basta con llevar una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, legumbres, pescado, cereales integrales, frutos secos… para que no nos falten. Si queremos asegurarnos, aunque casi nunca es necesario, podemos recurrir a complementos alimenticios destinados a este fin.

•Lavar el cabello a menudo. Existe una leyenda urbana que asegura que lavar a menudo el cabello es malo, pero nada más alejado de la realidad. De hecho, mantener el cabello limpio es una de las mejores maneras de cuidarlo y evitar que se caiga más de la cuenta. La suciedad y la grasa en el cuero cabelludo no dejan respirar bien al folículo. Lavarlo, en cambio, ayuda a que esté oxigenado y le lleguen mejor los nutrientes. Además, en caso de que decidamos usar alguna loción para fortalecer o minimizar la caída del cabello, esta se absorberá mucho mejor en un cuero cabelludo limpio. Eso sí, a la hora de lavarlo, debemos hacerlo con cuidado, suavemente, en círculos… sin frotar demasiado fuerte.

•No dejar el pelo húmedo. Otra leyenda urbana es que el secador daña el cabello, que es mejor dejar que se seque solo. Si hace mucho calor, puede ser, pero cuanto menos tiempo tengamos el cuero cabelludo húmedo, mejor, pues la humedad la daña y favorece la caída del cabello. Evitando el calor excesivo y a una distancia prudencial, es mucho mejor secar el cabello que dejar la raíz húmeda. ¿Un truco? Hazlo boca abajo, pues ayuda a estimular la circulación sanguínea.

•Antes de dormir, cepilla el pelo con suavidad y con un buen cepillo, preferentemente de materiales naturales, como la madera y/o cerdas de animales. Un masaje en el cuero cabelludo también puede ayudar a favorecer la circulación, así como dormir con el cabello suelto, pues favorece la oxigenación.

•Evitar el estrés, pues es una de las causas más frecuentes de la caída patológica del cabello.

Cuándo preocuparnos por la caída del cabello en otoño

Más allá de la renovación natural del cabello, puede haber épocas en las que el cabello se nos caiga más de la cuenta y algún problema de salud. Deberemos preocuparnos por la caída del cabello y acudir a un médico si:

•La caída otoñal se prolonga más de dos o tres meses.

•Si notamos mucha menos densidad capilar o el cabello más fino.

•Si notamos calvas, pues la caída otoñal normal es difusa y afecta a todo el cabello, no a zonas concretas. Las calvas podrían ser signo de algún tipo de alopecia.

•Si la caída va acompaña de de otros síntomas, como picores en el cuero cabelludo, cansancio. Este último podría indicar anemia o algún problema de tiroides. 

Cabello, ¿por qué se me ensucia más rápido de lo habitual?

Cabello, ¿por qué se me ensucia más rápido de lo habitual?. Si te has esforzado por lavarte el pelo, secarlo y peinarlo, pero te has dado cuenta que al día siguiente o a los dos días ya lo tienes sucio, quizás es porque el cuidado que le das a tu pelo no es el adecuado.

Cabello, ¿por qué se me ensucia más rápido de lo habitual?

Recientemente te lavaste el pelo, pero ya está sucio . ¿Por qué? Una de las causas más comunes al hecho de sentir el pelo sucio sería el que tengas un pelo graso, pero si además aplicas un cepillado excesivo podrías provocar un aumento de brillo, dado que en realidad lo que estás haciendo precisamente es «activar» esa grasa. Especialmente para aquellas personas que tienen cabello ondulado, los aceites que se acumulan en el cuero cabelludo pueden atravesar los mechones más fácilmente y si te cepillas el cabello frecuentemente, mueves ese sebo de un extremo al otro, provocando entonces que el pelo se vea sucio cuando a lo mejor no hace ni 24 horas desde que te lo lavaste.

¿Cómo se puede solucionar que el cabello se ensucie rapido??

Debes evitar cepillarte el cabello más de una vez al día, especialmente si es liso u ondulado. Por otro lado, y al margen de cepillarte con demasiada frecuencia, cualquier tipo de sobreestimulación puede provocar un cabello graso. De este modo, el hábito aparentemente inofensivo de pasar los dedos por el cabello, por ejemplo, puede ensuciarlo, ya que transfiere el aceite y las partículas de suciedad de las manos al cabello.

Además, el uso de determinadas herramientas para peinarte podrían ser parte del problema, ya que un cepillo para el cabello que esté sucio es un imán de grasa para el pelo. La suciedad y los residuos de los productos que utiliza pueden acumularse entre sus cerdas. Por tanto, es muy importante limpiarlos con mucho cuidado y sobre todo con frecuencia.

Otro problema es » lavarse demasiado el pelo«. Lo entendiste bien, ¿el exceso de higiene también puede ser perjudicial? El champú está diseñado para limpiar el cuero cabelludo y eliminar el exceso de sebo. Pero si abusas de este o lo aplicas a lo largo de toda la longitud del cabello, el champú puede dañarlo. ¿Cómo? Lo despoja de la pátina protectora dejándolo secos y con puntas quebradizos. Debes aprender a lavar solo las raíces del cabello, porque las puntas quedarán limpias cuando simplemente enjuagues y además, a lavarte el pelo un máximo de dos o tres veces por semana.

Dieta equilibrada = cabello perfecto

dieta-equilibrada-cabello-perfectoMantener una dieta equilibrada nos dará muchos puntos para tener un cabello perfecto, y además el resto de nuestro cuerpo también lo agradecerá.

Éste artículo forma parte de un par de publicaciones (Alimentos sanos para el cabello y El cabello es un indicador de salud) en las que hablamos de la salud de nuestro cabello en relación con nuestra dieta, alimentación y también con nuestras emociones.

Hoy te hablamos de minerales, proteínas, ácidos grasos…

Necesitas minerales para un crecimiento óptimo

Minerales - nuecesLa deficiencia de hierro provoca anemia y además de afectar a la mayoría de los órganos, en el cabello incide sobre los folículos pilosos y las glándulas sebáceas de la piel.

Después del hierro, el zinc es un oligoelemento esencial para nuestra salud. Se ocupa de la producción de ADN y ARN, además se encarga de que nuestro sistema inmunitario funcione adecuadamente.

Las deficiencias de zinc, con dietas bajas en calorías, o dietas vegetarianas, y especialmente en las mujeres jóvenes, además de problemas de salud en general, ralentizan el crecimiento del cabello. 

El zinc se encuentra en la carne, los huevos y mariscos. Para los que siguen una dieta vegetariana lo pueden encontrar en las nueces, los granos enteros, las legumbres y la levadura.  Las frutas y las verduras no son la mejor fuente porque el humano no absorbe las proteínas vegetales.

Necesitas aminoácidos – Proteínas, para un pelo fuerte.

La Metionina, un antioxidante que proporciona fortaleza al cabello. Evita trastornos del cabello, la piel y las uñas. Es uno de los cuatro aminoácidos que contienen azufre, y se requiere para la formación de tejido conectivo sano. Pelo requiere de azufre para el crecimiento. Previene el pelo quebradizo.

pelo-fuerte

L-Cisteína – Soporta la fuerza del cabello mediante la provisión de azufre. Piel, uñas y cabello son ricos en L-cisteína. Hay pruebas de que su deficiencia puede ser un factor en la caída del cabello, pues La piel y el cabello se componen entre el 10% y el 14% de este aminoácido.

La calvicie en los hombres asiáticos es menor, debido a que la dieta asiática es rica en L-lisina –una enzima inhibidora de aminoácidos en las verduras y hierbas.

sojaEntre los alimentos con proteínas de origen animal se encuentran en huevos, aves, pescados, carnes y productos lácteos. Proteínas en alimentos de origen vegetal se encuentran en soja, frutos secos, champiñones, legumbres y cereales.

La soja contiene la mayoría de aminoácidos esenciales, a excepción de la metionina, la cual se puede completar combinando la soja con otros alimentos como los cereales. Si la comparamos con otros alimentos, la soja, a igual peso, contiene el doble de proteínas que la carne, 4 veces las proteínas del huevo y 12 veces las de la leche. ESO SI, PROCURA QUE NO SEA TRANSGÉNICA.

Necesitas Ácidos grasos (PUFAs), para que no se caiga.