L-V : 10H a 20H | S : 10H a 14H 697 972 972

Autor: MarketerLab

7 cosas que debes saber sobre la henna

Teñirse el pelo con henna o barros es una alternativa que ha cogido mucha fuerza, ya que se trata del tinte más natural.

Y no es para menos.

Tiene un montón de ventajas… no perjudica al cabello, ni lo reseca, sino que lo refuerza y lo deja más suave, con sensación de mayor abundancia y más brillante. Además puede usarse durante el embarazo y previene la caspa.

Al margen de esto, también es importante que conozcas algunos detalles sobre su uso, sobre todo si no la has probado nunca. No vaya a ser, que te líes a hacer experimentos en casa, y luego no obtengas los resultados que esperabas. Es mejor ir con los deberes hechos, y saber que puedes pedirle a este tinte natural.

▸ 1. Haz una pequeña prueba.
Si es la primera vez que te planteas teñirte el pelo con henna, haz primero una prueba sobre la piel.

La henna es un tinte natural procedente de una planta llamada Lawsonia inermis. Pero podría darse el caso de que fueras alérgica. Ya sabes, mejor prevenir que curar.

Por otra parte, antes de teñir el pelo con henna, también es importante hacer una primera prueba sobre un mechón. Así sabrás como se adapta a tu pelo. Y sobre esa referencia, podrás considerar si necesitas aplicarla durante más tiempo, elegir otro tono, etc.

▸ 2. Melena limpia de siliconas.
Antes de nada, asegúrate que el cabello no tiene restos de siliconas. Éstas pueden impedir que el color se fije correctamente, obteniendo una cobertura imparcial de la coloración.

Importante: si has usado productos con siliconas recientemente, con hacer un lavado doble con champú clarificante sería más que suficiente.

▸ 3. No utilices utensilios de metal para preparar la henna.
Parece una regla sacada de la peli de los Gremlins. 🙂 Pero es muy importante que las cucharas y los cuencos que utilices no sean de metal o contengan partes metálicas.

El metal puede influir en la mezcla y alterar el color del tinte.

Puedes usar madera, vidrio, plástico, cerámica… Pero recuerda, nunca des de comer a los Gremlins después de medianoche, y nunca utilices metal con la henna. 😉

▸ 4. ¿Cubre la henna las canas?
Los tintes de henna, más que teñir las canas, lo que hacen es matizar los cabellos blancos. En otras palabras, no oscurecen las canas con tanta intensidad como hacen los tintes químicos.

Las canas suelen coger un tono claro, parecido a los reflejos. Y en muchos casos, es más que suficiente para que quede un look natural.

Importante: las melenas con menos del 50% de cabello blanco (más o menos) se beneficiarán más de la coloración con henna. Tienden a conseguir mejores resultados y tonos más cercanos al elegido.

Los cabellos más canosos, con más del 50%, también se pueden teñir con henna. Pero los resultados suelen tender a tonos más luminosos.

▸ 5. ¿Durante cuanto tiempo hay que aplicar la henna?
Para cabellos con menos del 20% de canas (más o menos), se debe dejar actuar entre 2 y 3 horas.
Si es una melena con más del 20% de canas, es recomendable dejar actuar entre 3 y 8 horas.
Cuanto más tiempo dejes actuar la henna, el resultado final tendrá una tonalidad más intensa.

Nota: con los tonos rojizos hay que dejar actuar la henna un poco más. A este tipo de tonalidad le cuesta más agarrar en el cabello. Entre 8 y 12 horas sería lo recomendado.

Importante: en aplicaciones que superen las 3 horas, es preferible evitar el contacto directo con la piel.

▸ 6. ¿Puedo teñirme con henna siempre que quiera?
La respuesta es sí. 🙂

Puedes teñirte el pelo con henna todas la veces que necesites. Cada vez que hagas una aplicación la henna cubrirá la cutícula de tu pelo, aumentando el brillo y la fuerza del mismo.

Si has usado o prevees usar un tinte químico o decoloración, es recomendable aplicar la henna con un margen de 6-8 semanas antes o después de hacerlo, para evitar posibles distorsiones de color.

▸ 7. ¿La henna se va con los lavados?
Una vez has teñido el pelo con henna es clave no lavar el cabello durante las primeras 72 horas. De esta forma el color agarrará lo mejor posible.

La henna se irá desvaneciendo con el tiempo, pero no con los lavados, sobre todo si usas champú sin sulfatos y co-wash. La coloración con henna te puede durar entre 4 y 6 semanas aproximadamente.

Seis cuidados básicos del pelo en verano

Una exposición excesiva al sol puede provocar daños en el pelo, como quemarlo, cambiar su textura, hacerlo más frágil, deshidratarlo y lograr que pierda color. Por eso, es importante mantener una serie de cuidados en nuestro cabello durante el verano.

La exposición solar del cuero cabelludo tiene aspectos positivos, como el aumento de la temperatura local, lo que incrementa su actividad metabólica y favorece el crecimiento más rápido del pelo. «Por otro lado, favorece la síntesis de vitamina D, que es necesaria para mantener un pelo sano», asegura Patricia Abajo Blanco, dermatóloga del Hospital Vithas Madrid Arturo Soria.

Que puede provocar la sobreexposicion al sol?

No obstante, cuando la exposición es excesiva, esta provoca daños en el pelo, de tal manera que puede quemarlo, cambiar su textura, hacerlo más frágil, deshidratarlo y lograr que pierda color, entre otros. «La exposición a la radiación ultravioleta favorece el estrés oxidativo y, por lo tanto, el envejecimiento prematuro del pelo», afirma Abajo. La experta detalla que también se asocia con una decoloración química suave que hace el pelo más seco y menos luminoso. «Este daño se verá acentuado si nos exponemos además a sustancias como el cloro, las sal y la arena que hacen el pelo más frágil y quebradizo», añade.

No obstante, este deterioro se podría combatir con algunos tratamientos. Por ejemplo, “se podría recobrar la suavidad y vitalidad del pelo con tratamientos intensivos de queratina vegetal, que contienen aminoácidos que reparan la queratina natural en las partes del cabello donde éstas están dañadas”, explica Patricia Martínez Rodes, farmacéutica de la Farmacia Ocarasa, en Orihuela (Alicante).

La experta también menciona los tratamientos de hidratación y nutrición, que aportan al cabello la rehidratación lipídica que necesita para verse suave, brillante y con luz. “Al aportar activos nutritivos ricos en ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales, el pelo recupera su aspecto natural, sano y elástico”.

En este sentido, Miguel Sánchez Viera, director del Instituto de Dermatología Integral, explica que «las microinfiltraciones con vitaminas y minerales en el cuero cabelludo conseguirán que la recuperación sea más rápida al nutrir el cabello desde la raíz y estimular la microcirculación sanguínea». Además, el dermatólogo agrega que, «en caso de ser necesario, también se puede sanear el cabello con un ligero corte de las puntas, zonas que suelen dañarse con más facilidad».

Cubrir la cabeza con un sombrero


Al igual que en la piel, la mejor prevención es tapar la zona con una barrera física para evitar que el sol incida sobre la persona. En este caso, Martínez recomienda cubrirse la cabeza con un sombrero o un pañuelo. “Es especialmente importante en el caso de niños o personas con alopecia”.

Sin embargo, para no llegar a este punto, Martínez da una serie de consejos para cuidar el pelo en verano y que no se estropee.

Hidratar el pelo


Un segundo consejo es hidratar el pelo. Si está hidratado, puede afrontar con más fuerza las agresiones externas a las que se va a ver sometido en verano. Martínez sugiere emplear mascarillas que nutran el cabello o reparen la queratina.

También apuesta por champús con ingredientes suaves y naturales, sin sulfatos que debilitan la capa de agua. “Es una manera de no agredir la defensa natural del cabello”.

“El champú, si es suave, se puede usar a diario y, si es de tratamiento, una o dos veces por semana. La mascarilla se emplearía una o dos veces por semana”.

Utilizar un protector solar para el pelo


“Otra manera de ayudar al cabello es protegerlo del sol con protectores solares para el pelo”, señala Martínez. Estos cosméticos suelen estar formulados en spray o en aceites y tienen un elevado poder de hidratación y penetración.

Secarlo y evitar peinados tirantes


La farmacéutica recuerda que no conviene hacerse peinados demasiado tirantes cuando está mojado, ni tenerlo demasiado tiempo húmedo.

Ducharse antes y después de meterse en la piscina o el mar


Otro buen hábito en verano es mojarse el pelo en la ducha antes de entrar en la piscina o en el mar. “Como el pelo es poroso y absorbe agua, si ya está mojado antes de entrar en contacto con la sal o el cloro, su poder de penetración es menor. Esto favorece un menor contacto con agentes irritantes.

Del mismo modo, “es recomendable que al salir de la piscina o el mar enjuaguemos el cabello con agua para retirar los restos de sal o de cloro”.

Proteger el pelo de altas temperaturas


Martínez añade que “habría que proteger el cabello cuando vamos a someterlo al calor de secadores o planchas del pelo. Hoy en día los productos han evolucionado mucho y podemos encontrar fórmulas que van a sellar el cabello para que no sufra”.

Productos Naturales para el combate de la Caspa

La caspa es un problema común del cuero cabelludo que puede ser incómodo y frustrante de tratar. Afortunadamente, existen productos naturales y soluciones efectivas para combatir la caspa y mantener un cuero cabelludo saludable. En este post, exploraremos diferentes opciones naturales para el cuidado del cuero cabelludo y el combate de la caspa.

  1. Aceite de árbol de té: El aceite de árbol de té es conocido por sus propiedades antimicrobianas y antifúngicas, lo que lo convierte en un ingrediente eficaz en la lucha contra la caspa. Mezcla unas gotas de aceite de árbol de té con tu champú regular o dilúyelo en agua y aplícalo directamente en el cuero cabelludo. Masajea suavemente y enjuaga bien. Repite este proceso regularmente para reducir la caspa.
  2. Vinagre de sidra de manzana: El vinagre de sidra de manzana es un remedio popular para el cuero cabelludo con caspa. Sus propiedades antifúngicas y equilibrantes del pH ayudan a combatir la caspa y restaurar el equilibrio del cuero cabelludo. Mezcla partes iguales de vinagre de sidra de manzana y agua, y úsalo como enjuague después del champú. Deja actuar unos minutos y luego aclara con agua tibia.
  3. El gel de aloe vera tiene propiedades calmantes y curativas.Aplica gel de aloe vera directamente en el cuero cabelludo antes de lavarlo. Deja actuar durante unos minutos y luego lava el cabello como de costumbre. El aloe vera ayudará a aliviar la picazón y reducir la inflamación del cuero cabelludo asociadas con la caspa.
  4. Aceite de coco: El aceite de coco es un hidratante natural y antimicrobiano que puede ayudar a reducir la caspa y promover un cuero cabelludo saludable. Masajea suavemente aceite de coco tibio en el cuero cabelludo antes de acostarte y déjalo actuar durante la noche. Lava el cabello por la mañana. Repite este proceso regularmente para obtener resultados visibles.
  5. Infusiones de hierbas: Las infusiones de hierbas como la manzanilla, la menta y la salvia pueden proporcionar alivio para el cuero cabelludo con caspa. Prepara una infusión concentrada con las hierbas de tu elección y déjala enfriar. Utiliza la infusión como enjuague final después del champú. Las propiedades calmantes y antimicrobianas de las hierbas ayudarán a reducir la caspa y calmar el cuero cabelludo.
  6. Aceite de neem: El aceite de neem es conocido por sus propiedades antifúngicas y antibacterianas, y se ha utilizado durante mucho tiempo para tratar problemas del cuero cabelludo, incluida la caspa. Mezcla unas gotas de aceite de neem con tu champú regular y úsalo para lavar
  7. <